Joven de Venezuela que ha conseguido ser una empresaria y profesional de éxito en Madrid, España, a pesar de ser “inmigrante, latina y mujer”.


Alejandra Iznaga Dimas
Gestor Financiero, Empresaria
“Todo éxito es efecto de una circunstancia inspiradora”.
En mi familia tengo grandes ejemplos de superación los cuales me han transmitido, desde muy pequeña, el espíritu de lucha para conseguir lo que me propusiera. Ellos son el eje fundamental de mi éxito en la vida.
Desde mi más temprana edad pude aprender diversas actividades; algunas de mis vacaciones de verano consistían en acudir a cursos: muñequería, decoración… para después aplicar los conocimientos en la venta de esos productos. Claro, financiado por mis padres. Lo importante de todo ello fue: si te dan algo prestado y te ayudan, tendrás que trabajar para devolverlo. Y así ha sido. Desde muy pequeña me ha gustado trabajar: dependienta, azafata de protocolo en eventos y congresos, marketing… sin perder de vista mi meta.
La disciplina y constancia aprendidas desde la infancia la apliqué, primeramente, en mis estudios. Sabía que si quería alcanzar lo mejor en mi profesión, tendría que alcanzar lo mejor desde la base; y así fue.
¿Mi gran vocación? Las finanzas. A los 20 años me gradué en mi primera carrera (ADE) y a los 22 culminé Económicas. Y a esa edad ya dirigía mi primer departamento contable en una gran empresa del sector de la banca financiera. Pude lograr una gran escalada profesional en mi país. Un éxito que no fue sólo un beneficio individual, sino que me permitió ayudar a muchas personas de mi entorno: “mis alegrías siempre las comparto porque si no, no tendrían sentido”.
Siempre soñé con estudiar un postgrado fuera de Venezuela y solicité una beca para venir a España, lo que me permitió aumentar mi formación y experiencias, con la amplitud de miras que da vivir en otro país y conocer otras realidades.
No fue fácil -nunca lo es-, por ser extranjera hay que luchar contra muchos clichés: mujer y latina.
Pero la mejor enseñanza es saber sobreponerse a todo eso y salir adelante. Como me gusta viajar, lo bueno de vivir en este lado del mundo es la facilidad de poder conocer otros países, culturas, idiomas… y aprender de otros modos de vida. Culminada una primera etapa de trabajo y estudio en España y enfrentándome a la crisis económica, decidí viajar a Alemania con la idea de aprender un nuevo idioma y buscar nuevos horizontes. No se presentó la oportunidad laboral que deseaba y a la vuelta a España fue de nuevo empezar de cero y reponerse.
Actualmente hago lo que más me gusta: trabajar como asesor financiero independiente y gestor de patrimonio, asesorando y ofreciendo a mis clientes una estrategia financiera que les permita no tener que preocuparse por su dinero, tener sus ahorros asegurados y los gastos controlados, y así poder invertir sus energías en lo que más les gusta.
He podido comprobar la efectividad de mis estrategias aplicándolas en sacar adelante mi propia empresa: AB Well-Fitness, un gimnasio para todos los públicos, el primero que abrimos y situado en Ciudad Lineal, Madrid; un lugar donde te puedes divertir haciendo ejercicio, donde la calidad de la salud -a todos los niveles- es lo más importante.
El éxito no llega solo, estoy convencida, hay que trabajar duro. Confirmo: ¡No hay imposibles!