RELATO DE UNA MADRE CORAJE

Me llamo Idoia, de Amurrio provincia de Álava, nací en hogar modesto en dónde recibí de mis padres Juan y Tere la mejor enseñanza de: la virtud, la generosidad y el amor.

A la edad de 23 años contraje matrimonio, fruto del cual tuve los mejores regalos que  Dios pudo haberme brindado, el nacimiento de mi hijo Iñaki y paralelamente mi profesión dentro de la  Medicina  alternativa como terapeuta.

Tuve a un niño precioso, lleno de vida y  salud. Todo trascurría con normalidad hasta que a sus nueve meses de vida, le sobrevino un síndrome (síndrome hemolítico urémico), es cuando empiezan las bendiciones más preciadas  de mi vida.

Con muchos cuidados y sacrificios y gracias a mis conocimientos con la ayuda de Dios llegó mi hijo a los 20 años sin necesidad de diálisis.  Pero a partir de entonces las cosas cambiaron y era urgente, que entrase en diálisis.

Para mí fue un duro golpe, puesto que ya lo había vivido con mi cuñado y sabía lo que se venía encima.   Sin embargo vimos un rayo de luz, cuando los médicos nos comunicaron que se podía hacer, trasplante de vivo.   No me lo pensé dos veces y me hice las pruebas necesarias, para donarle a mi hijo un riñón, siendo todas positivas.

Una vez más recibí otro revés, mi hijo no aceptó.   Entró en diálisis con 21 años y con 23 le hicieron un trasplante de cadáver.    El sol volvía a brillar, pero cuando tenía 25 años, lo rechazó.   Esta vez no hubo posibilidad de negativa, me hice las pruebas de nuevo, sorpresa esta vez, no era compatible.   Otra esperanza surgió, existía la posibilidad de trasplante cruzados, sin dudarlo ni un segundo, entramos en la lista, mientras él estaba en diálisis.

En mayo el 3 de julio del 2014, fuimos operados el mismo día.

A día de hoy tengo 52 años y mi hijo tiene 27 años a punto de cumplir los 28 y veo a mi hijo feliz y a través de sus ojos resplandece la vida. Satisfacción que no puedo describirlo con palabras, bueno si SOY MADRE.

Mi salud es excelente y hago una vida normal, con la satisfacción de haber hecho lo correcto.

 

Facebook – Idoia Odriozola

[i][i]