Una joven sordociega española consigue titulación universitaria.

¿Donde están nuestro límites?  ¿Por qué tendemos a decir…..yo no puedo, eso es imposible? ¿Conoces la historia de Gennet Corcuera?
Nació en Etiopía hace 31 años, sorda y ciega, fue abandonada por sus padres cuando tenía dos años.  A los siete años vino con sus padres adoptivos a España, desde entonces no ha dejado de aprender.   Fue escolarizada en la escuela de la ONCE, donde le enseñaron a comunicarse.   Al principio sólo emitía sonidos, hasta que aprendió a relacionar las palabras con los objetos que tocaba.
A sus 31 años, es la primera titulada universitaria sordociega de España, según la Organización Nacional de Ciegos (ONCE), recibió su diploma en Educación Especial por la Universidad Privada Don Bosco (adscrita a la Complutense) el mérito de esta mujer, con tesón y perseverancia le ha llevado a conseguir estos logros.
En este camino, ha estado acompañada por Almudena Espinosa, sus ojos, oídos y voz,  todo compromiso.
Gennet, se matriculó cada año en la mitad de las asignaturas y así en seis años, lo consiguió.
Siempre está acompañada por su mochila, donde lleva la tecnología necesaria para comunicarse.   Es una mujer coqueta, le gusta estar guapa y se ocupa de estar informada de la moda, siempre se arregla de acuerdo a la ocasión.   Tiene una rutina diaria como cualquier persona, se levanta cuando suena el despertador, colocado bajo su almohada en vibración,
Lava y plancha su ropa, está aprendiendo a cocinar, su objetivo es independizarse.   Para ello está en la tarea de buscar trabajo, sabe que el momento es difícil y en su caso más, pero su tenacidad la impulsan a insistir.
Le gusta mucho  viajar,  ha viajado por varios países y ha vuelto en dos ocasiones a Etiopía, el país que la vio nacer.   Utiliza las redes sociales para conectarse con el mundo.
Gracias a Almudena, ve películas, le describe las escenas y le reproduce los diálogos.

Pongámonos  por un momento en sus zapatos, no veo, no oigo. ¿Te imaginas? LA DETERMINACIÓN y LA FE en uno mismo, hace que podamos conseguir todo aquello que nos proponemos, nadie dijo que fuera fácil, pero sí posible.   El objetivo es luchar por lo que queremos.
¡Gracias Gennet! por enseñarnos lo que es la DETERMINACIÓN. Para ti, toda nuestra admiración y respeto.